Seleccionar página

El covid-19 y la empresa: 3 claves para superar la incertidumbre

por | Jun 15, 2020 | Comercial, Gestión del Cambio, Marketing Digital, Organizacion, Personas, Uncategorized

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.” -Viktor Frankl

                            

 La era de las TICS (tecnologías de la información) ha traído innumerables cambios a las empresas en las últimas décadas. Ahora un nuevo reto se plantea de nuevo a las empresas: ¿Qué cambios organizativos debemos afrontar como consecuencia del entorno de incertidumbre derivado de la crisis Covid 19?

La mayoría de las empresas se han visto obligadas a habilitar el teletrabajo, muchas de ellas al 50% o incluso 60% de su producción habitual y con parte de la plantilla (el valor humano de la empresa) paralizada.

La evolución del mercado en los últimos tiempos ha demostrado que las organizaciones flexibles que se han adaptado al entorno son las que han salido airosas e incluso reforzadas, mientras que las que no han respondido o lo han hecho tarde o de manera inadecuada se enfrentan a una crisis de supervivencia.

¿Cómo puede aprovechar nuestra empresa esta situación y convertirla en una oportunidad?  Nuestra propuesta pasa por considerar y gestionar con éxito estos 3 factores:

  1. Conocimiento del ecosistema

El primer paso antes de tomar cualquier decisión es disponer de la información correcta y ser capaz de analizarla, con objeto de no perder oportunidades. Por ello es fundamental conocer el ecosistema completo que rodea a nuestra organización y mantener una buena comunicación empresa-entorno (clientes, empleados, proveedores, socios, competencia, administración …).

La situación provocada por el covid-19 tiende a afectarnos a todos por igual, pero no todas las organizaciones van a ser capaces de aprovechar la oportunidad transformadora que todas las crisis ofrecen. Cualquier empresa debería plantearse cómo está afectando esta situación a los agentes externos e internos, y qué se puede hacer para mejorarlo

¿Cómo ha cambiado el covid la experiencia de nuestros clientes?, ¿Qué necesidades nuevas tienen ahora nuestros clientes? ¿Cómo afecta esta situación a nuestros empleados? ¿Y a nuestros proveedores? Responder estas preguntas y a otras muchas nos permite avanzar en la dirección adecuada para transformar los desafíos en oportunidades.

 

  1. Agilidad y flexibilidad organizacional

 Ahora más que nunca, la rapidez y la flexibilidad organizacional es fundamental para gestionar la incertidumbre existente en el mercado y generar valor a partir del cambio. Y este cambio empieza en el propio mindset, es decir, en nuestros patrones mentales y formas de pensar y actuar.

Por ello es necesario generar nuevos hábitos y procedimientos, adaptados al panorama actual, que permitan no sólo salir del bache actual sino también prosperar de cara a futuro en un entorno marcado por el teletrabajo, la gestión de equipos multifuncionales, la compra y venta online de productos y servicios, y la digitalización de la gran mayoría de los procesos empresariales.

Las organizaciones ágiles son altamente eficientes y son capaces de generar valor de manera permanente a sus clientes, desarrollando nuevos productos y servicios de calidad que responden a necesidades que a su vez cambian a una velocidad cada vez mayor. Para ello las organizaciones ágiles disponen de un modelo de mejora continua en el que se planifica, se comprueba el resultado y se mejora, todo ello de manera constante y rápida, con plazos de entrega reducidos que centran toda la atención en una tarea determinada.

 

  1. Tener presente el valor del factor humano

 El factor humano es el motor base de cualquier empresa. No sirve de nada enfocarnos por completo en la rentabilidad del negocio, o en nuestros clientes sin contar con las personas. Antes incluso que nuestros propios clientes, el elemento más importante de cualquier organización son las personas que la integran. Luego, vienen los clientes.

Todo cambio en la organización tiene que contar en primer lugar con los individuos que la componen y que forman un todo, un engranaje que funcione a la perfección y que debe mejorarse día a día. Como se suele decir: “Dale un pez a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá siempre”. Formar, desarrollar y motivar a todos los empleados, y generar una política de empresa que facilite una jerarquía flexible en todos los niveles, es un factor clave para poder abordar el futuro con éxito.

Autor: Martín de la Fuente, socio de Accelera.